Esteban Ayala

El oro en realidad no lo ha visto jamás ninguno —2016

El oro en realidad no lo ha visto jamás ninguno es una instalación que juega en modo irónico con el paradigma de la riqueza del oro, está compuesta por dos obras: Prospección, un sistema que evoca un equipo minero y El Oro en realidad no lo ha visto jamás ninguno, una fotografía de paisaje de Portovelo impresa en papel común con un filtro de semitono de color, para enfatizar el aspecto onírico del título. El agua que fluye constantemente por el equipo minero evoca a un río, y  su contenido de: arenas y piedras, piezas de maquinaria,  pedazos de cerámica precolombina, trozos de zapato, tuercas, huesos, entre otros objetos, ofrecen al espectador una metáfora histórica del lugar, y una denuncia socioecológica al mismo tiempo. Ese contenido, semejante a la materia que yace invisible bajo el flujo de un contaminado río aurífero, torna visible en esta instalación como una silenciosa alegoría de la histórica presencia del hombre en aquellas paradójicas tierras.

 

esteban-canalon-final

Installation Prospección, madera, plástico, metal, agua, bomba de agua, arena, piedras y elementos varios provenientes de Portovelo, 400 x 64 x 200 cm, 2016

 

esteban-foto

El oro en realidad no lo ha visto jamás ninguno, impresión inkjet sobre papel, 38 x 58 cm, 2016

 

IMG_8006

Detalle

 

IMG_8007

El oro en realidad no lo ha visto jamás ninguno